• White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Pinterest Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon

Política de cookies

A mi estrellita...

19.10.2017

Desde LAS IDEAS DE GALA escribo sobre un tema del que en estos momentos en medios de comunicación, redes sociales y blogs corren ríos de tinta y es que hoy es el día mundial contra el cáncer de mama. Un día que me traen a la mente recuerdos de una amiga que perdí por el camino hará ya tres años por culpa de esta lacra y por lo que quiero hacer una especial oda a esta estrellita que cada vez que la veo en el cielo, un nudo se forma en mi interior con los recuerdos de los momentos vividos y los momentos que ya no viviremos juntas.

 

Lo cierto es que esta inhumana enfermedad me ha tocado de cerca en varias ocasiones y, por desgracia, la batalla no ha sido siempre ganada. Es duro. Muy duro. Pero más duro es ver cuando toca a una persona joven, en la flor de la vida, con planes de casarse y formar una familia. Cuando le toca a alguien tan lleno de vida pero que además es de las mejores personas que has encontrado en tu camino. Cuando le toca a alguien que no ha hecho ningún mal jamás en su vida, que nunca hablaba mal de nadie, que siempre tenía una palabra amable hacia cualquiera aunque fuera un petardo, que siempre era una sonrisa luminosa y que además no sólo era bella por fuera, sino que era miss universo por dentro.

 

Tuve (corrección, tengo, porque aunque ya no estés en cuerpo presente, a mi alma estás ligada) una amiga a la que quise con todo mi corazón. Y esta lacra llegó un día trastocando su vida y sus planes de futuro. Podría contar todo lo vivido por ella, como luchó, como tenía siempre una sonrisa en la cara, cómo era ella la que nos animaba a los demás, como de golpe te das cuenta de la suerte que uno tiene gozando de buena salud... pero sobre todo esto ya se están escribiendo ríos de tinta digital en estos momentos.

 

Sus últimas palabras hacia mi fueron en parte un engaño. Sabíamos que se encontraba mal y había regresado a casa con su familia. Estábamos esperando a un fin de semana de enero después de Reyes para ir a verla. La última vez que hablé con ella era el día de Noche Buena. Nos felicitamos las fiestas y le comenté que estábamos haciendo planes para visitarla. Ella, con toda su gracia, estuvo encantada de los planes. Sus últimas palabras fueron: "Gala, celebra por todo lo alto lo que yo hoy no puedo celebrar y haz todo lo que yo haría (no dejaba mucho margen para no hacer nada si la hubierais conocido)". 

 

Esa noche una estrella subió al cielo. Nos había engañado a todas las amigas. Ninguna supo jamás de la gravedad de como se encontraba a pesar de tenerla delante de nuestros ojos. Su fuerza y su coraje la habían envuelto de tal forma que adoptó un gran disfraz ante nosotras. Su madre nos contaba que ella nunca quiso que pensáramos en ella como alguien enferma sino como alguien que comienza una etapa nueva en una esfera diferente.

 

Mi estrellita no tuvo una oportunidad. No se cuidó en su momento de realizarse revisiones y cuando llegó el momento se hizo tarde. Si lees esto, por favor, ante cualquier duda acude a tu médico. Ya conoces el dicho más vale prevenir que curar. Las últimas armas de los oncólogos contra el cáncer de mama van desde tratamientos a la medida de cada tumor o fórmulas para que no se caiga el pelo, hasta el deporte como arma preventiva. 

 

A mi estrellita, quiero que sepas que tengo presentes tus palabras y que intento hacer todo aquello que tú harías (lo que me deja un margen amplísimo) y que cada vez que experimento una nueva aventura, quiero que sepas que tú estás ahí. Espero que puedas sentirlo como yo te siento a ti amiga.

 

Woo, woo, y más woo; siento haberme puesto tan sensiblera. Pero por favor, desde LAS IDEAS DE GALA te encomiendo a que no dejes pasar el tiempo; que no te asustes. Una detección temprana es la primera batalla ganada.

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload