• White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Pinterest Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon

Política de cookies

Alta costura

16.04.2018

En numerosas ocasiones me cuestiono si la alta costura puede llegar a ser un reflejo de la moda  ética alguna vez. Los que me leéis cada día ya conocéis que LAS IDEAS DE GALA es un espacio en el que comparto mis vivencias, mis dudas y logros y mi forma de vivir de la forma más sostenible posible. Sí, lo reconozco, soy una de esas locas que le gustan abrazar árboles, pero también disfruto de una buena hamburguesa, por lo que la vena de locura imperial todavía no se me ha desarrollado.

 

Recientemente he leído la noticia de que el minorista de alta costura Gucci ha anunciado que tiene planes de romper con el uso de pieles de verdad en sus colecciones de moda

 

¡Bravo! Uno más que empieza a pensar con la cabeza y no con el monedero.

 

Afortunadamente, este gran gesto no es único, ya que innumerables otras marcas de alta costura ya se han vuelto 'veganas', pero muestran una voluntad de evolucionar con las preferencias del consumidor.

 

A medida que cada marca haga tales compromisos para cambiar la forma en que producen y lo que venden, la industria finalmente seguirá la dirección que necesita, y la que a mi me gusta seguir. Sin embargo, me pregunto si este cambio está sucediendo lo suficientemente rápido.

 

Un artículo en el medio escrito de The Independent ha argumentado recientemente que, en realidad, todo el propósito de la alta costura contradice el movimiento ético de la moda:

 

"Una prohibición por parte de Gucci no afectará en absoluto el número de animales criados para sus abrigos. En cuanto a "salvar el medioambiente", las aventuras aéreas y los viajes implican fotografiar campañas publicitarias para marcas de lujo, los copiosos envases que captan sus productos, el vidrio y el acero y los materiales no respetuosos con el medioambiente utilizados para construir sus puntos de venta ... bueno, yo podría ir una y otra vez, pero entiendes el punto ...

 

... Cuando dejan de vender cosméticos envasadas en gruesas cajas de cartón y les pagan a las mujeres del mundo en desarrollo por producir sus gamas de difusión por una miseria, entonces pueden hablar sobre ética y el medioambiente. La alta moda trata de producir y vender cosas que realmente no necesitamos, por lo que el ideal de un menor consumo (y menos desperdicio) no será una filosofía ganadora, ¿verdad?

 

Woo, woo y más woo. Y entonces, lidiamos con algunas preguntas como ¿Es suficiente el ritmo del cambio en la alta costura? ¿Qué más deberían estar haciendo los minoristas y las etiquetas? ¿Es incluso un objetivo realista para dichas marcas adoptar la ética como una forma de hacer negocios?

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload