• White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Pinterest Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon

Política de cookies

Baño de bosque

15.11.2017

Os voy a contar un secreto desde LAS IDEAS DE GALA: soy una enganchada a consultar portales inmobiliarios y cotillear en las casas de los demás, en especial en aquellas de superlujo a precios inasequibles para mi bolsillo.

 

Servidora entra en una de estas páginas y se puede tirar horas y horas cotilleando. En especial, he de reconocerlo, tengo fascinación por los cuartos de baño. No me preguntéis por qué pero soy de la opinión de que a través de esta estancia se puede llegar a conocer realmente a una persona.

 

Y es que el baño, considero, puede llegar a ser el espacio más entretenido y divertido para las visitas; ya que no me neguéis que cuando acudís a una casa no os recreáis y, sobre todo, cotilleáis  sobre la decoración, la limpieza, e incluso hasta sobre como son los azulejos, la cortinilla, la alfombrilla para los pies o el tipo de bañera de la estancia.

 

Para mi, por ejemplo, en mi baño jamás puede faltar el jabón de aceite de oliva ecológico de Coco&wood, 100% naturales y hechos a mano.

 

Y hablando de baños… No sé si sabéis la última tendencia importada de Japón, los 'Shinrin –Yoku', comúnmente conocido en el mundo anglosajón como “baños de bosque”, una técnica del País del Sol Naciente consistente en acabar con el estrés de las personas.

 

Los “baños de bosque” engloban un paseo por la naturaleza en el que los individuos no sólo caminan sino que deben agudizar sus cincos sentidos para alcanzar la felicidad, volvernos más creativos y mimar nuestra salud.

 

Si te animas a un “baño de bosque” busca un entorno natural para pasear y pon especial atención a la madre naturaleza que te rodea. Desentrampa la nariz y presta especial atención a la flora que te rodea; Destapona los oídos y escucha como te habla el bosque; coloca la opción de “mirada láser” y presta especial atención a los detalles que te rodean (una fila de hormigas recolectando para el invierno, el vuelo de un ave…); prepara tu sentido del tacto y descubre tus manos para abrazar a un árbol o poner tus pies a remojo en un riachuelo disfrutando de la caricia del agua; y para finalizar tomate un té o infusión  para que tu sentido del gusto participe también de esta experiencia.

 

Woo, woo y más woo. Y ni que decir que apagues el teléfono, olvides las conversaciones de trabajo y abras tu mente y tu espíritu a lo que te rodea. Y como afirman los expertos nipones en la materia, un “baño de bosque no es una técnica de meditación, pero es realmente necesario para alcanzar los objetivos de olvidar el estrés mostrar una especial atención en lo que nos rodea y no darle vueltas a la cabeza a los posibles problemas que nos acucian. Tan solo pasea y observa con tus sentidos. Creo que voy a ver si engaño a alguien para este fin de semana y me voy a tomar un baño de bosque.

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload