• White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Pinterest Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon

Política de cookies

Cómo tener un guardarropa más ético

30.05.2018


Un dato curioso que acabo de descubrir viendo una película documental y que quiero compartir con vosotros en LAS IDEAS DE GALA: ¿Sabías que la industria de la moda es el segundo mayor contaminante del mundo? (Justo detrás de la industria petrolera). Da bastante en qué pensar sobre cómo tener un guardarropa más ético.


Bastante loco, oye! Y es que después de ver The True Cost Movie anoche, y de conocer los impactos ambientales y éticos masivos de la industria de la moda moderna, sabíamos que nuestros hábitos de compra tenían que cambiar.

 

Resulta que el mundo ahora consume 80 mil millones de prendas de vestir cada año (hasta el 400% de hace 2 décadas). Y lamentablemente, una gran proporción de esto termina en un vertedero. (Incluso la ropa que se dona a menudo termina en el contenedor, y las grandes cantidades enviadas al exterior pueden aplastar a los fabricantes locales de ropa, impidiéndoles desarrollar habilidades y mantenerse a sí mismos).

 

Entonces, con todo esto en mente, queremos hacer todo lo posible para que nuestros hábitos de compra sean más ecológicos, favorables a los trabajadores y, como siempre, respetuosos con los animales.

 

Aquí os dejo algunas formas geniales y fáciles de construir un vestuario más ético que he aprendido no sólo viendo la película sino a lo largo de mi vida cuando mi conciencia martillea mi cabeza:

 

1. Sigue la regla de oro: "Compre menos, elija bien"

Pregúntate, ¿realmente vas a obtener mucho desgaste de este artículo, o simplemente se sentará en tu armario acumulando polvo? Un buen objetivo para ayudarlo a determinar esto es considerar si lo usará al menos 30 veces. Si no, entonces probablemente no lo necesite.

 

2. Cuestiona el proceso de producción.
¿Cómo se hace esto? ¿Quién hizo la prenda? ¿Se siguieron prácticas de trabajo justas? ¿De qué materiales está hecho?

Buscar estándares de certificación puede ayudarte en este punto, como GOTS (que garantiza prácticas ambiental y socialmente responsables a lo largo de toda la cadena de suministro) y Fair Wear Foundation (que garantiza condiciones de trabajo justas en las fábricas de tejidos y prendas de vestir). También puedes visitar comercios online como Dothewoo.com que cuentan con la garantía certificada de que todo aquello que compres se ajusta a intentar hacer del mundo un lugar mejor.

 

Apúntate a materiales más sostenibles, como algodón orgánico, cáñamo, lino y cualquier cosa hecha con componentes reciclados.

[Relacionado: Bolsos y billeteras hechas de cinturones de seguridad de la firma Babau]

 

3. Abastecerse de artículos básicos y piezas básicas de buena calidad, respetuosas con el medio ambiente y éticas.
Calidad sobre cantidad. Éstos trascenderán a lo largo de las estaciones y se pueden diseñar fácilmente con diferentes accesorios. Trata de mantenerte al margen de los elementos de moda y las tendencias a corto plazo.

 

4. Busca tiendas y marcas de moda éticas.
Fomentar las marcas éticas

Presentamos muchos de ellos en nuestra guía de moda justa y en nuestro blog en general, así como también en Instagram.
Las empresas de moda más éticas están comenzando todo el tiempo, ¡y es genial apoyar a quienes hacen lo correcto!

 

5. No tengas miedo de pagar un poco más.
Si es demasiado barato, hay una razón por la cual es barato, y creeme, si lo pensaras bien no te gustaría la respuesta.

También es importante considerar que nuestra percepción de cuánto vale la ropa hoy en día está completamente deformada y subestimada. Si le parece demasiado barato, probablemente significa que otra persona (es decir, los trabajadores de la fábrica y / o el medio ambiente) están pagando el precio.

 

6. Dale a la ropa una segunda vida.
Reconsiderar y reimaginar  es mi consejo.

Compra en tiendas de segunda mano, páselo a amigos o familiares, asista a permutas de ropa pública e incluso considera alquilar ropa para ocasiones especiales.

Esto significa que no solo puedes encontrar piezas interesantes y únicas, sino que no debe ingresar recursos adicionales en su producción. Además, es una excelente manera de comprar éticamente con un presupuesto ajustado.

 

7. Tome una decisión consciente de ser un "consumidor ético".
Nuestras elecciones de compra crean el mundo en el que queremos vivir; esta es una máxima que deberíamos tener siempre presente.

Haz todo lo posible para pensar siempre antes de comprar algo (ya sea prendas de vestir, productos de belleza, artículos para el hogar o alimentos). En el mundo de hoy, tienes un voto poderoso con tu billetera, así que elige hacer que tu voto cuente. Al apoyar a las empresas que valoran los derechos de los trabajadores, los impactos ambientales y el tratamiento ético de los animales, estarás alentando a otras empresas a hacer lo mismo.

 

Woo, woo y más woo...Te recomiendo encarecidamente ver la película TThe True Cost si aún no la ha visto. Y es que no sólo te hará pensar en cómo tener un guardarropa ético sino que es una mirada totalmente reveladora en la industria moderna de la moda rápida, y considera quién realmente paga el precio de nuestra ropa. (Puedes verla en Netflix, iTunes, VHX o Amazon) ¿Has visto esta película? Si es así, ¿qué pensaste de ella?
 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload