• White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Pinterest Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon

Política de cookies

¿Estoy loca o demasiado cuerda?

22.10.2018

¡Feliz lunes a todos! Espero que todos hayan tenido un fin de semana fantástico... Tan fantástico como el mío. Y es que sinceramente no he parado ni un minuto. Parecía que una energía subatómica me envolvía y me proyectaba a no parar de hacer cosas, visitar amigos, pasear y recorrer las calles de mi ciudad intentando mirarlas como si de un turista se tratase... Por que seamos sinceros, cuando nos metemos en el papel del turista miramos a nuestro alrededor con otros ojos. E incluso me ha dado por filosofar y no tengo del todo claro si estoy loca o demasiado cuerda para el bien de la sociedad en la que vivimos.

 

Y es que en el fin de semana me ha dado incluso tiempo para reflexionar de forma más introspectiva... Y es que me ha dado por pensar (y ya sabéis que cuando pienso, aparte de echar humo mi cabeza no puedo evitar compartirlo con vosotros en LAS IDEAS DE GALA).

 

Y mis pensamientos giran en torno a los objetos que me rodean en mi día a día y me ha dado por crear hermosas historias circulares sobre como, consumidores conscientes, podamos conectarnos y amar lo que compramos en un nivel más profundo.

 

Igual pensáis que es el momento en el que definitivamente se me ha ido la cabeza... Pero pensadlo bien... Tiene casi sentido y todo. Y es que mientras nos sentimos tentados cada vez más a reflejar el mundo que nos rodea y ceder ante las presiones de las redes sociales, no seríamos más auténticos si nos postuláramos por copiar menos y crear más de forma sostenible de forma que alcanzaríamos n nirvana que nos nos serviría para sentirnos mejor con nosotros mismos y al mundo que nos rodea.

 

Si ya sé que sigues pensando que se ha ido la cabeza. Pero sigue leyendo que verás como te convenzo. Y es que recientemente tuve una conversación con un amigo sobre "ruido" en Internet y nuestra desilusión con el mundo de las redes sociales, donde los subtítulos sin sentido, los emojis y los robots de "seguir / gustar" gobiernan; creando un vacío lleno de ruido en lugar de comunidad.

 

Parece que todo el mundo, bloggers y marcas especialmente, han desarrollado la necesidad de ser "vistos" sin tener realmente mucho que decir. Muchos publican contenido por el solo hecho de tener contenido (yo incluida) en la carrera interminable para aumentar el reinado sobre lo invisible, y en muchos casos, los reinos llenos de avatares.

 

La presión para parecer "exitoso" en línea es real, pero el efecto de esa presión, causada por la falta de vulnerabilidad, está alterando el estado del mundo, impidiendo que las personas piensen de manera independiente, dañando la autoestima y fomentando la separación en lugar de la unidad.

 

Esta comunidad consciente de la que formo parte está destinada a despertar y despertar, sin embargo, no hemos encontrado colectivamente una manera de ser verdaderamente únicos. La industria se ha vuelto competitiva en lugar de colaborativa, imitando la forma triangular de todo lo que trabajamos en lugar de remodelar los bordes afilados en algo más circular. Matando la escalada y liberando la ola de unidad hacia adelante.

 

Woo, woo, y más woo... Y ahora yo te pregunto, querido lector... ¿Estoy loca o demasiado cuerda?

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload