• White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Pinterest Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon

Política de cookies

Inocencia

11.12.2017

¿Os acordáis cuando éramos pequeñitos y disfrutábamos de la inocencia de la Navidad? Yo hoy desde LAS IDEAS DE GALA me ha entrado morriña de la niña que hay en mí y he comenzado a recordar. No entendíamos términos como el cuñadísimo, las peleas navideñas (por que dudo que haya una casa en la que no las haya sinceramente) sobre si se llega tarde, si no has comprado no sé qué, si no me has preparado no sé cuanto, y patatín, patatán. Éramos todo inocencia.

 

Recuerdo la emoción de prepararte para la actuación de Navidad en el colegio, cuando te vestían, de pastorcillo, o de árbol, o de margarita, o de pez… A mi nunca me tocó estar en el Belén viviente, pero era una flor que pululaba por no sé que motivo que no recuerdo pero que los profesores de mi colegio le daban algún sentido.

 

Y recuerdo a todos los padres con esas cámaras gigantescas grabando los videos caseros para el recuerdo. Y a mi madre que cuando estabas es el escenario gritaba enfebrecida “Gala, Galaaaaaa” y yo tímidamente, cual margarita en el Belén viviente que no sabe que pinta ahí pues saludaba muy tímidamente a mi mamuchi.

 

Ohhh, y la carta a los Reyes magos… ¿Qué me decís de eso? Era emocionantísimo cuando tus padres llegaban a casa con el catálogo de juguetes y tu descubrías todo un mundo de fantasía con el que querías abarrotar todo tu dormitorio. Había juguetes de todas las clases inimaginables que eran tan desconocidos para una servidora. Y es que recordemos que una ya tiene taitantos y cuando era pequeñita sólo existían dos canales de televisión (La 1 y La 2), con lo que tampoco íbamos tan saturados de anuncios de juguetes. Sólo las grandes empresas se podían permitir pagar un anuncio en el horario infantil de gran audiencia.

 

Mi padre siempre me recuerda (y aún tiene guardada) una de mis primeras cartas a los Reyes Magos. Creo que en ese momento ya se elucubraba la gran compradora que puedo llegar a ser:

 

Queridos Reyes Magos:

 

Este año me he portado fenomenal y además hasta mi madre se ha sorprendido con las notas que he sacado. Me han puedo cinco P.A. (progresa adecuadamente) y  tres sobresalientes. Para ahorraros trabajo que hay mucho que repartir este año, esto es lo que me gustaría pediros y donde encontrarlo al mejor precio:

 

- Nenuco bebé…. 3.000 pesetas en Las Tres Campanas

- Carrito té… Hay dos en la juguetería de frente a mi casa. En rosa y azul. Yo quiero la rosa que cuesta 2.850 pesetas

- El último disco de Xuxa … Lo encontraréis en Itaca Discos por 1.750 pesetas

- Cocinita Feber en color blanca… 7.550 pesetas

 

Tampoco me importaría que me regalarais algún libro, aunque no sé cual.

 

Total:  15.150 pesetas

 

PD: Os dejaré turrón y vino para que comáis en casa. Espero que os guste.

 

Pues sí, he ahí la inocencia de una niña de 6 años escribiendo a los Reyes Magos por Navidad. En fin, me encantaría poder volver a esos tiempos donde mi mayor preocupación era que conocieran mi dirección y no se olvidaran de nada.

 

Menos mal que aún me queda Do the woo, un espacio donde cada vez que adquiero un producto llega empaquetado cual regalo navideño y que me emociona cada vez que lo abro. Woo, woo y más woo, creo que voy a escribirles a ellos mi carta a los Reyes Magos este año. En fin, bendita inocencia.

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload