• White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Pinterest Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon

Política de cookies

La crítica

20.04.2018

¿Sabéis de esas amistades que siempre están ahí, aunque pasen los años y años, aunque hablemos de higos a brevas, aunque hayamos tenido que poner distancia de por medio por que la vida nos lo ha deparado? Pues yo puedo afirmar que tengo una de esas amistades que me llevaré a la tumba, a la que quiero con locura y que además, ayer dio señales de vida para hacer la crítica del día a LAS IDEAS DE GALA.

 

La crítica, la cual me la he tomado de maravilla (no penséis mal), es de estas cosas que te hacen mirar en retrospectiva al pasado y reírte de momentos que he vivido con esta crazy friend. Y es que viniendo de quien venía, no podía hacer otra cosa que reírme porque, precisamente, mi criticona, critica algo que ella hace con consistencia ¿Cómo era ese refrán? Ah, sí. Ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio. Y por supuesto la amenacé con escribir sobre ella...

 

Así que aquí estoy, tecleando en mi COMPUTADORA, querida amiga. Y escribo COMPUTADORA (en mayúsculas para que no se te pase a ese ojo avizor que tienes), porque su crítica se debe a que dice que escribo raro utilizando el término COMPUTADORA en lugar de portátil, ordenador, etc. Y precisamente me lo dice ella que, allá, por el año 2004 cuando nos conocimos (sí que hace tiempo pero que bien nos conservamos aún amiga) en lugar de decir portátil, aquí, la colega, decía laptop

 

Y hablo de 2004, cuando los portátiles eran prácticamente unos ladrillos catalogados como artículos de mega-lujo sólo al alcance de unos pocos. Pero mi criticona, además soltaba expresiones como Oh my Good! o I can't believe, en lugar de los clásicos dios mío, júramelo por la nariz de Snoppy o un simple no me lo creo.

 

No obstante, como sé que esta noche no has dormido pensando en lo que podría escribir sobre ti, sólo decirte, señorita de la crítica, que gracias haciéndome reír tanto que me hago pis en el pantalón, con tus bromas idiotas y un humor completamente inapropiado pero aún extremadamente gracioso.


Gracias por dejarme sentir como parte de tu familia. Prácticamente digo "estoy en casa", cuando entro por la puerta de tu hermosa casa aunque asfixiada de tanta escalera (por dios, o mejor dicho, oh my Good, poned un ascensor ya).


Gracias por darme recuerdos, que ahora son historias divertidas para aburrir a mis futuros nietos en los viajes largos en coche porque era un tipo de cosas del "tienes que estar allí".

 

Gracias por permitir que nuestra amistad sea conocida. No hay nada que valore más que mi relación contigo, y espero que todos lo sepan.

 

Gracias por mantenerte a mi lado, incluso si no nos vemos tanto como lo hacíamos antes, y nunca nos olvidamos. Aprecio eso más de lo que podrías saber.


Gracias por ser una de mis personas favoritas, si no existieras, tendrían que inventarte. 

 

Woo, woo, y más woo... Y ahora que sé que estás más que emocionada, que la lagrimilla se te está cayendo mientras absorbes el moquillo, y agradeces estar sola sin que nadie te vea a Fray Luis de León mientras éste hace gestos de abrir y cerrar las manos (lo siento es una broma privada de la que sólo unos pocos privilegiados fueron testigos, aún nos estamos riendo y que por cierto, aún no he cobrado el ganar la apuesta, que de eso hace más de una década ya) sólo me queda hacerte la crítica del día... Por una vez, llega puntual este sábado  que te espero en el el mercado de Moda Ética en el Mercantic, donde nuestra tienda online de moda sostenible favorita, Dothewoo.com va a estar presente con las camisetas 100% recicladas de la firma Fokus, el calzado ético de Factor Tree, las últimas novedades en moda sostenible de la insignia Alolola, los bolsos y estuches de OrganiCraft y la bisutería con valor social de  Endorphins.

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload