• White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Pinterest Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon

Política de cookies

Paso I: reciclemos y ahorremos

26.10.2017

Ayer ya lo comentaba desde LAS IDEAS DE GALA, me he decidido a darle una vuelta al balcón / trastero que tengo en casa y convertirlo en la envidia de todos los balcones del barrio con el diseño de un huerto urbano que produzca verduras, frutas y hortalizas a pequeña escala para mi propio consumo y también para regalar a mis más íntimos.

 

El primer paso fue comprarme el libro Hortelanos de Ciudad de Ester Casanovas. La verdad es que es bastante interesante este tratado sobre la materia ya que para comenzar es ideal para conocer qué plantar y en qué momento. Para los neófitos en la materia es una guía imprescindible. 

 

No obstante, cuando una lee todo aquello que necesita para llevar las ideas a la práctica, se da cuenta de que debes estrujar el monedero al máximo para poder adquirir todo lo necesario para rediseñar el balcón. Yo por el contrario me niego a gastar y gastar cuando si miramos a nuestro alrededor tenemos en nuestro alrededor todo lo necesario para crear un huerto de lo más cool.

 

La primera parte de mi plan es que las paredes de mi terraza alberguen un huerto vertical reutilizando las botellas de plástico. He de reconocer que realmente no me gusta nada que se vean las botellas de plástico ya que le quita ese toque elegante que le quiero dar a mi terraza. Por ello, antes de nada pienso pintarlas de color rojo (la fachada de mi balcón es blanco con lo que creo que un rojo fresón puede dar un toque muy alegre, al que se le unirá el verde de las plantas). 

 

Los huertos verticales están de moda y qué mejor forma de diseñarlo que reciclando las botellas de plástico. Para poder crearlo vamos a necesitar: 


- Botellas del mismo tamaño. Yo me he decantado por las de Solán de Cabras, ya que es el agua que suelo comprar para casa.
- Estructura que soportará el sistema.
- Plántulas o semillas.
- Cuerdas y herramientas de corte.
- Sustrato, preferiblemente humus de lombriz y fibra de coco.

 

El primer paso es decidir qué tamaño de botella vamos a utilizar para crear nuestro huerto vertical. Posteriormente, realizaremos perforaciones en la parte superior e inferior de las botellas atravesándolas por las dos partes, para luego pasar las cuerdas.

Como podéis apreciar en la imagen que os adjunto, la forma de trabajar con las botellas es realmente sencillo. Lo único que tenemos que hacer es pasar el cordón entre las botellas para  lograr la altura deseada y teniendo en cuenta el soporte que utilizaremos.

 

 

El siguiente paso tras atar las botellas, realizamos nudos para que se mantengan las alturas. Acto seguido  rellenamos con el sustrato las botellas. Según he podido leer en diversos foros y en el libro que os recomiendo, la mezcla idónea para este tipo de cultivos es humus de lombriz con algo de fibra de coco.
 

Woo, woo y más woo. Y para finalizar, tan sólo nos quedaría poner nuestras plantas, que pueden ser desde plantel o semillas. Yo voy a empezar plantando una etiqueta de Thinking Mu, ya que éstas vienen con  sorpresa... Ya os diré en qué se convierten


 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload