• White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Pinterest Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon

Política de cookies

Reflexiones sobre una camiseta

21.03.2018

Los que me conocéis y leéis LAS IDEAS DE GALA sabéis que me encanta una buena camiseta. Y cuando digo buena, me refiero en todo el sentido de la palabra. Tiene que verse bien. Sentirse bien. Y que haga el bien. No hay mucho que preguntar ... ¿verdad? 😉. Así que hoy quiero centrarme en las reflexiones sobre una camiseta.

 

La ropa es una de las principales formas en que nos expresamos. Sugiere cuáles pueden ser nuestros valores y cómo nos conectamos con el mundo. Desde el material (natural o sintético), hasta la producción (trabajo justo o esclavo) y la forma en que tratamos nuestras prendas (con cuidado o en vertedero), cada pieza ofrece una pista sutil sobre quiénes somos. Y además no olvidemos que no hay nada más vibrante ni que grite más fuerte que una camiseta de eslogan.

 

Recientemente he adquirido una camiseta de la firma Thinking Mu de lema Female United  (un regalo), que marca la lucha de la unión de las mujeres en el mundo. Está hecho de algodón orgánico y es que no sé si lo sabéis pero el 25% de los pesticidas del mundo se usan para cultivos de algodón. Sin embargo, el  algodón orgánico con el que confecciona Thinking Mu no contiene químicos y sus fibras largas le dan a sus colecciones un tacto increíble y natural.

 

Cuando tomé la decisión de dejar de comprar ropa rápida (poco antes de embarcarme en mi estilo de vida cero desperdicio), mi primera compra fue para la firma  Thinking Mu. Ya estaban en mi radar, eran fáciles de encontrar y me gustaron sus colecciones, así como sus eslóganes. Me encantó que el respeto por las personas y el planeta fluyera a través de cada hilo y cómo cada prenda contara la historia de quién lo hizo.

 

Mi primera pieza fue una Camisa Oversize Squares inspirada en la cuadricula de las libretas que acompañaron nuestra infancia y, especialmente en esta prenda han desarrollado un print manualmente con las clásicas ceras Dacs, consiguiendo un acabado de lineas irregulares.

 

Y es que Thinking Mu es uno de los pioneros originales de la ropa sostenible y, junto al portal Dothewoo.com me ha ayudado  a darme cuenta de que la moda no solo se debe ver bien, sino que también ha de hacer el bien.

 

Creo firmemente en los beneficios del algodón orgánico y deseo impulsar la demanda de los productores convencionales de algodón para que cambien al cultivo de algodón orgánico. Según Textile Exchange, actualmente solo el 0,4% de la producción mundial de algodón es orgánica.

 

El algodón orgánico no solo es mejor para la salud y el bolsillo de los agricultores, sino que también les ofrece seguridad alimentaria, ya que se requiere que produzcan más que solo algodón para preservar la biodiversidad y fijar el nitrógeno en el suelo. Si los cultivos de algodón fallan o son golpeados por una caída en el precio del mercado, los agricultores pueden complementar sus ingresos vendiendo los cultivos de alimentos excedentes y alimentarse ellos mismos, sus familias y su comunidad en general.

 

Añadir a esto el hecho de que la agricultura ecológica se basa la salud del suelo que ayuda a combatir el cambio climático mediante el bloqueo de las emisiones de carbono, un suelo saludable también permite a los agricultores producir cultivos sin la necesidad de insumos químicos sintéticos caros y utiliza menos agua que el algodón cultivado convencionalmente. Tanto las personas como el planeta se benefician de lo orgánico, por lo que siempre lo elijo.

 

A lo que iba, que me pierdo para variar. Cuando compro algo nuevo, busco piezas hechas de materiales naturales, preferiblemente orgánicos, y si es posible, hago un seguimiento solicitando que no haya ningún paquete de plástico, o en caso de que sea así, al menos que sea reciclado.

 

Woo, woo y más woo... Hay que ver como le he dado la vuelta a la tortilla. Estaba con mis reflexiones sobre una camiseta y su eslogan y os he terminado vendiendo un simposium sobre el algodón orgánico y todas sus bondades.

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload