• White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Pinterest Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon

Política de cookies

Repican las campanas

23.07.2018

Hoy desde LAS IDEAS DE GALA quiero hablaros de un terrible acontecimiento que cada año se repite en mi agenda: las bodas. Y es que este sábado he ido de boda y ahora necesito tres días de recuperación porque estoy más que agotada. Sólo a mí se me ocurre irme de la fiesta cuando repican las campanas de maitines... Vamos que ya era de día cuando abandoné el jolgorio. Y es que me va la fiesta.

 

Las bodas la verdad que me sacan bastante de quicio. El género masculino lo tiene supersencillo, se enfundan el traje de chaqueta y una corbata y ¡ya está! Ya están arreglados.

 

Las mujeres lo tenemos muyyyyy, muyyyy, muyyyy chungo. No sólo tenemos que hacer un regalo (los hombres también, pero ellos por norma general si tienen pareja lo delegan en ella); no tienen que ir a la peluquería, no tienen que buscar un modelito que conjunte con zapatos, bolso, tocado o pamela… No tienen que preocuparse del maquillaje, que en estos días debe ser especial ya que una quiere salir divina en todas las fotos y en especial en aquellas que se hacen después de un rato del comienzo de la barra libre.

 

¡Uf! Sólo de pensarlo me está dando urticaria. Pero bueno, ya pasó y ahora tengo la vista fija en las vacaciones que tan sólo me queda una semana para irme.

 

¿Por qué se casa la gente? Que manía la verdad. Aunque seamos realistas, si yo encontrara al hombre de mi vida seguro que querría casarme, pero solo para recuperar todo lo invertido en las bodas que he tenido que ir.

 

Lo cierto es que ha sido la ocasión ideal para lucir mi Vestido Eucalipto de la firma Alolola confeccionado con Lyocell orgánico (que para quien no lo sepa es una fibra que sale directamente de la materia prima de los árboles con un proceso respetuoso con el medio ambiente y una de las ventajas ecológicas de este material es que la materia prima proviene de plantaciones forestales sostenibles y tiene menor impacto que el algodón orgánico ya que el consumo de agua es más pequeño). Pero el lyocell no solo es beneficioso para el planeta sino que además es idóneo para el cuidado de la piel ya que la suavidad del tejido previene la irritación cutánea proporcionando un gran confort a la hora de vestir.

 

Según Alolola y, para quien lo desconozca, “el Lyocell es una fibra que sale directamente de la materia prima de los árboles con un proceso respetuoso con el medio ambiente. Una de las ventajas ecológicas de este material es que la materia prima proviene de plantaciones forestales sostenibles y tiene menor impacto que el algodón orgánico ya que el consumo de agua es más pequeño. No solo es beneficioso para el planeta sino que además es idóneo para el cuidado de la piel ya que la suavidad del tejido previene la irritación cutánea proporcionando un gran confort a la hora de vestir”.

 

Woo, woo, y más woo... Os dejo que veo que repican las campanas y voy a llegar tarde a trabajar. Que paséis un estupendo y feliz lunes. Yo no veo las horas de llegar a casa y recuperarme de este fin de semana.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload