• White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Pinterest Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon

Política de cookies

Y al séptimo día, descansé

17.06.2018

No hay nada como los domingos para remolonear en casa antes de ir a disfrutar de la comida de mamuchi. Hoy desde LAS IDEAS DE GALA quiero centrarme en el noble arte de no hacer nada… y es que esto es lo que me pasa cada vez que salgo un sábado de casa para ir al mercadillo y empalmo con el vermut con los amigos y termino de cena y recena con más amigos.

 

Hoy entre que el día no acompaña mucho (el Sol pica insistentemente, por lo que no olvidemos usar protección) y que la verdad, todo sea dicho de paso, me encuentro bastante cansada de toda la semana, las ganas de levantarme y vestirme para salir como que no me acompañan.

 

Además parece que el calorcito veraniego llama a la ciudad y me encuentro en la tesitura de tener que terminar de una vez por todas el cambio de armario urgentemente. Pero seamos realistas. Si me tocara la Euromillones me compraría una casa repletísima de armarios para no tener que molestarme en tener que hacer cada temporada los cambios de ropa.

 

Si a eso le sumamos que, como dice la biblia, al séptimo día Dios descansó, pues seamos realistas, descansemos todos. Los domingos deberían ser días de huelgas generales. Prohibido trabajar, prohibido limpiar y cocinar, prohibido prohibir… Igual me debo hacer judía y celebrar el shabat (aunque yo lo pasaría al domingo… ummm creo que le llamaría dhomot).

 

Aunque claro si no cocino, tengo que ir a comer fuera y ya estoy obligando a alguien que me cocine… Esta nueva religión que me estoy montando no es muy coherente que digamos… Pero que le vamos a hacer, así son LAS IDEAS DE GALA.

 

Bien, hoy en casa de mamuchi toca besugo al horno. Así que será mejor que comience a espabilarme. Y como mi madre es una señora de tomo y lomo, más vale que me decida rápidamente por un modelo elegante a la par que cómodo para no tener que escuchar frases como “esa camiseta no sirve ni para trapito del polvo ya”.

 

Creo que me voy a decantar por mi vestido Vestido Reversible Miriam de la firma Tiralahilacha y con corte recto y midi, con escote en pico, el cual además me permite llevarlo tanto del derecho como del revés.

 

No sé li lo sabéis pero las prendas de esta firma, Tiralahilacha, es un referente en cuando a moda orientada a casual...

 

Además, cabe destacar, en especial para la gente de piel sensible o con tendencia a eccemas y alergias, que las prendas confeccionadas bajo el paraguas de la moda sostenible no solo son beneficiosas para nuestro planeta sino que además son idóneas para el cuidado de la piel ya que la suavidad del tejido previene la irritación cutánea proporcionando una gran comodidad a la hora de llevar puesta este tipo de prendas.

 

Woo, woo, y más woo… Yo creo que mi mamuchi no tendrá queja de mi apariencia cuando aparezca por casa… Y en caso de que así sea, mañana os lo cuento en LAS IDEAS DE GALA.

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload