• White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Pinterest Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon

Política de cookies

El tiburón

17.01.2018

Hoy desde LAS IDEAS DE GALA quiero felicitar a perros, gatos, canarios, jirafas, leones, ñus, pelícanos, cocodrilos... e incluso tiburones (creo que este es el animal por excelencia que más yuyu me da). O más bien felicitaros por ser vuestro día ya que hoy se conmemora San Anton o San Antonio Abad (depende del sitio lo llaman de una forma u otra) patrón de todos los animales (sí, incluido el tiburón).

 

Jolines y ahora se me acaba de pegar la maldita canción Ahí está el tiburón...Ahí está el tiburón... Se la llevo el tiburón, el tiburón, el tiburón... Por fi, por fi, por fi...  San Antón ¡¡¡SÁCALA DE MI MENTE!!!

 

Ahí está el tiburón
Ahí está el tiburón
Se la llevo el tiburón, el tiburón
No pares, sigue, sigue, no pares, sigue, sigue
No pares, sigue, sigue, no pares, sigue, sigue
No pares, sigue, sigue, no pares, sigue, sigue

 

La verdad es que no sé si alguna vez os habéis detenido a escuchar esta letra desde el principio. La cancioncita es misógina, una oda al machismo más puro, un esperpento hacia la figura de la mujer y un encasillamiento sobre la figura femenina que como pille al que ha escrito la letra me dan ganas de darle un sopapo que ni para qué... Y eso que no soy violenta.

 

Y es que solo el inicio de la cancioncita ya me pone los pelos de punta: Fuí a la discoteca a ver si me conseguía una fresca. Ea, así, sin anestesia ni nada. 

 

Despues continúa cantando en inglés y vinene a decir algo como Conseguí un poco de ron Porque de donde soy a veces necesitas un poco. No solo el colega es un odioso sino que además un borrachuzo y alcohólico ¡¡¡¿¿¿Qué más podemos pedirle a la canción???!!!

 

Y no podemos olvidar que además el colega es un mentiroso (Ella se ve bien, así que por supuesto mentí a todas mis chicas del capó. Ella preguntó si tenía novia y yo dije no. Me quité el anillo, despacito me lo metí en el bolsillo).

 

Podría seguir y seguir, pero es que, de verdad, me da un mal sabor de boca la de veces que en mi juventud habré bailado la cancioncita sin pararme a pensar que estaba encumbrando a un mamarracho. 

 

Woo, woo y más woo. Y esto no quiero que sea un alegato feminista. Todo lo contrario. Quiero que sea un alegato de respeto. Respeto como el que muestran portales como Dothewoo.com un espacio de confianza que encumbra la sostenibilidad en el mundo de la moda, el comercio justo y que apuesta por un planeta más eco y mejor. Pero desde luego con canciones como El Tiburón no sé exactamente qué estamos construyendo a veces.

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload